segurodevida

5 errores comunes al contratar seguros de vida

Ya has logrado la parte complicada y ahora gozas de una vida estable en familia. Ahora, es momento de cuidarla y una de las mejores formas es preparar a los tuyos para el día en que no estés.

No obstante, elegir un seguro de vida adecuado es un proceso en el que no debes permitirte cometer errores. Ante todo te aconsejamos que te dejes asesorar por un profesional. Sin embargo, te enumeramos a continuación, algunas claves que pueden ayudarte en el proceso, una vez has entendido los motivos por los que merece la pena contratar un seguro de vida.

Error 1: Deducibles muy bajos.

Se conoce como deducible a la cantidad de dinero que tienes que pagar a una compañía para que cubra los beneficios descritos en la póliza de seguros.

Para aprovechar al máximo el dinero que inviertes en tu seguro es esencial que comprendas el funcionamiento de estos deducibles. Se trata de una cantidad establecida en la póliza de seguro que corre siempre por cuenta del asegurado. Esto implica que el asegurador siempre indemnizará en exceso de la cifra al beneficiario.

Su función tradicionalmente estaba enfocada a repartir el riesgo entre cliente y aseguradora.

El deducible puede ser un montante específico o un porcentaje. Éso queda determinado en las condiciones de la póliza.

Si nuestra póliza tiene un deducible demasiado bajo, la prima de nuestra póliza aumenta. Debemos intentar optar a un deducible alto que nos permita que nuestra prima disminuya.

Error 2: Creer que el seguro de vida no es útil.

Es algo frecuente en personas que no tienen descendencia o cónyuge, porque piensan que sólo son útiles para protegerles a ellos en caso de muerte. Pero los seguros de vida son mucho más que eso: son un instrumento de ahorro y también nos protegen en caso de invalidez o de muchos otros altercados.

Error 3: Creer que son caros.

Muchas personas ni siquiera se plantean los seguros de vida porque creen que son caros. Nada más lejos de la realidad. Acérquese a nuestra correduría de seguros a preguntarnos sin ningún compromiso. Se sorprenderá.

Error 4: Creer que por tener un seguro de vida ligado a la hipoteca ya se está asegurado.

Los seguros de vida suelen ser un requerimiento habitual a la hora de firmar una hipoteca. Sin embargo, debe tener en cuenta que en caso de muerte sólo van a cubrir la amoritzación de la deuda, pero no destinará un solo euro al futuro de su familia, ya que el beneficiario es el banco.

Error 5: No recotizarlo cada cierto tiempo

A lo largo de la vida, nuestras circunstancias cambia mucho. Podemos cambiar de casa, nuestros hijos van a universidades privadas, tenemos otro estilo de vida… es el momento de replantearnos recotizar. Nos podemos sorprender porque la misma compañía que en su momento nos freció el mejor precio ahora es la más cara.



Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *