Garantía trienal de habitabilidad: si trabajas como empresa o autónomo en el sector de la construcción, te interesa conocer ésto

La Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación establece lo siguiente: las personas físicas o jurídicas que intervengan en el proceso de la edificación responderán frente a los propietarios y los terceros adquirentes de los edificios o parte de los mismos, en el caso de que sean objeto de división durante tres años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad del apartado 1, letra c), del artículo 3.

Hoy es posible transferir esta responsabilidad a la industria aseguradora a través de un seguro de daños materiales o seguro de caución.

Garantía trienal de habitabilidad

Con la Garantía Trienal de Habitabilidad se pretende dar respuesta a la ley inicialmente mencionada, llamada de Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). Concretamente, su artículo 3 establece exigencias técnicas y administrativas de la edificación para satisfacer los requisitos básicos de habitabilidad relativos a:

  • Higiene, salud y protección del medio ambiente.
  • Protección contra el ruido.
  • Ahorro de energía y aislamiento térmico.

Estos puntos se establecen con el objetivo de asegurar la aptitud de servicio y adecuación al uso de las edificaciones destinadas a vivienda.

¿Que cubre la garantía Trienal de Habitabilidad?

Si contratas un seguro con la garantía trienal de habitabilidad garantizarás durante 3 años desde la recepción de la obra que todos aquellos daños causados por vicios ocultos o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones por errores de diseño, defecto de materiales o ejecución de los trabajos queden resarcidos. De este modo tu empresa cumplirá todos los requisitos exigibles de habitabilidad, en concreto aquellos que se refieren a:

  • Higiene, salud y protección del medio ambiente, con objetivo de  conseguir condiciones aceptables de salubridad y estanqueidad en el ambiente interior del edificio y por supuesto que éste no deteriore, dentro de su entorno más inmediato, el medio ambiente. También se garantiza la adecuada gestión de residuos.
  • Protección contra el ruido, porque el ruido percibido no debe hacer peligrar la salud de las personas.
  • Ahorro de energía y aislamiento térmico, para que la utilización del edificio sea adecuada, es importante que el uso de la energía sea racional.
  • Obra secundaria y las instalaciones propias del edificio, en lo que respecta a daños materiales.

Además, las coberturas ofrecidas no se limitan a estos aspectos y pueden ser extendidas a otras como:

  • Los costes de reparación o restitución de los elementos dañados, descritos como unidad de obra objeto de la garantía Trienal de Habitabilidad.
  • Los costes de reparación o restitución de otras partes de la edificación, que resultaran dañadas como consecuencia de un siniestro, también conocidos como daños consecuenciales.
  • Los costes de reparación o restitución de las partes de la edificación que resultaran dañadas intencionadamente para la reparación de los daños cubiertos o daños de acceso.
  • Los gastos de desescombro necesarios para la reparación de los daños.

 

SOLICÍTANOS MÁS INFORMACIÓN EN EL 91 593 83 33

 



Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *